Volver a la portada del blog

- 11 enero, 2014 -

La opinión de Rodri: “Los Wild Ones”

Los más fieles al Dock Of The Bay recordaréis AUTO, una de las películas más interesantes de la pasada edición, que analizaba el fenómeno de los artistas que decidían asumir por sí mismos las tareas que hasta entonces delegaban en discográficas, y agencias de management. Por un lado, las nuevas tecnologías permiten a estos grupos y solistas, ejercer dichas labores con total independencia; por otro, qué sentido tendría ceder parte de tus ingresos a unos terceros cuya dedicación, y consideración hacia la obra musical es la misma que la del carnicero por los animalitos de granja. Pues bien, LOS WILD ONES nos presenta el reverso luminoso de esta realidad: la discográfica molona.

Obviamente “Wild Records” no es una gran compañía discográfica multinacional. De hecho, en una descripción somera de su actividad, tardaríamos en emplear el término “negocio”. “Wild Records” es una pequeña discográfica de esas que surgen como reflejo y expresión del amor, la pasión, y la dedicación de un individuo por un estilo de música. El Rockabilly en este caso. Como no puede ser de otra manera, nos encontramos ante el empeño personal de quien nació para la música, y que en la fundación y dirección de un sello ha encontrado su vocación, ante la carencia de capacidades musicales. Reb Kennedy.

Reb Kennedy es un tipo peculiar. Irlandés, permanentemente vestido con camisetas de equipos de la Premier League inglesa, afincado en California, rodeado de mexicanos, y orgulloso propietario de “Wild Records”, una humilde discográfica especializada en Rockabilly, que dirige en solitario, con puño de hierro, y la pasión y determinación de un profeta del Antiguo Testamento. Salvo la composición e interpretación de los discos, Reb lo hace todo en “Wild Records”: dirección artística; agendar y organizar conciertos y giras; supervisar y dirigir las sesiones de grabación en estudio (él decide si la toma es buena o ha de repetirse); publicación y distribución del material (vinilos exclusivamente); Tour Manager; no hay ni un solo aspecto de la música, imagen, o carrera artística de los grupos y solistas que integran “Wild Records” que no este supervisado personalmente por Reb Kennedy. Más que el dueño de una discográfica, es una mezcla entre Papá Pitufo, y una madre (no descarto que las llamadas telefónicas diarias que hace a sus pupilos acaben siempre con la pregunta de qué han comido).

LOS WILD ONES es la prueba de que las discográficas pequeñas todavía tienen un valor. Pequeñas familias que sobreviven a base de unión, compromiso, y amor por un estilo de música minoritario, cuya supervivencia depende de la visión, la integridad, y la fe inquebrantable de personas como Reb Kennedy. ¡Larga vida!