Volver a la portada del blog

- 11 enero, 2014 -

“Good Ol’ Freda” por Fernando Iradier

Los Beatles nunca pasarán de moda. Buena prueba de ello es que cada año sigan apareciendo nuevos documentales sobre todo lo que rodeaba al conjunto de Liverpool. Hace no mucho Martin Scorsese firmaba su propio acercamiento a la biografía de George Harrison con Living in the Material World, mientras que en la pasada edición del Dock of the Bay pudimos conocer también la historia del productor George Martin. Ahora le toca el turno a una de esas figuras aledañas al estrellato a las que el tiempo ha terminado poniendo en su lugar. Hablamos de Freda Kelly, que ejerció de presidenta del club de fans de la banda y fue también secretaria de Brian Epstein durante once años, desde la época del Cavern Club hasta la disolución del cuartero. ¿Quién iba a querer oír la historia de la secretaria?- exclama sorprendida la protagonista ante la cámara del entrevistador en un momento dado. Un must para cualquier Beatlemaniaco que se precie, pero sigan leyendo antes de decidirse.

Si alguno esperaba la revelación de un secreto inconfesable, no la encontrará aquí. La discreción, integridad y lealtad de esta mujer ha permanecido inalterable por mucho que hayan pasado los años y eso es precisamente lo que hace especial a esta mujer. Buena prueba de ello es que el documental cuente con el beneplácito de Paul McCartney y Ringo Starr. El director Ryan White se las ingenia para que la historia de Freda se escuche con una sonrisa en los labios a pesar de hacerlo de un modo convencional. Y es que este no es solamente un producto para incondicionales de los Fab Four o estudiosos del fenómeno fan por excelencia, aunque la colección de fotografías inéditas, vídeos y anécdotas que desfilan a lo largo del film guarden por si solas un innegable interés. En efecto, Good Ol’ Freda es también el entrañable retrato de un personaje impropio de una industria regida casi siempre por la falta de escrúpulos y el culto a los royalties. Puro espíritu de los sesenta. Igualito que en los tiempos que corren.